Latin American Contemporary Art
Rodrigue Mouchez Armendariz: De materiales y narrativas

Un retrato del artista franco-mexicano Rodrigue Mouchez Armendariz por Marie-Joëlle Eschmann

5 min read

English

El artista franco-mexicano Rodrigue Mouchez Armendáriz es conocido por sus instalaciones inmersivas en las que utiliza materiales orgánicos y de la vida cotidiana. Hemos seleccionado tres de sus exposiciones para demostrar cómo busca narrativas complejas en un mundo que se encuentra en una transformación constante.

A lo largo de su joven carrera, Mouchez Armendariz ha creado varias instalaciones a gran escala en las que ha reconfigurado materiales como flores, semillas, redes de pesca u hojas de palmera en presencias extrañas y extranjeras. “Creo que hay una fuerte narrativa inherente a los materiales que nos rodean”, dice. La investigación de Mouchez Armendariz se centra principalmente en comprender las diferentes capas de significado que tiene un objeto o un material. “Tome la flor de Jamaica, o hibisco, como ejemplo. A veces, se usa como pigmento, a veces se consume como caramelo o gelatina. En México, a menudo se bebe, en infusión, como agua fresca (Agua de Jamaica) y se considera una bebida nacional. En Senegal y Malí, sin embargo, existe una bebida similar llamada Bissap, que también se percibe como bebida nacional”, explica el artista. “Sobre todo, me interesa el valor cultural y emocional de materiales tan aparentemente sencillos. Por supuesto, también me llaman la atención sus cualidades físicas y sustexturas, pero lo que realmente me fascina es el significado que atribuimos a estos materiales, por ejemplo, a la hora de construir narrativas nacionales. Es esa profundidad y complejidad lo que más me interesa”.

Habiendo vivido, trabajado y expuesto en diferentes lugares del mundo - Ciudad de México, Bruselas, Miami y Barcelona, ​​por nombrar algunos - los conceptos de Mouchez Armendariz reflejan su propia comprensión del mundo: Uno que está en constante transformación.


Litro por Kilo, 2019

La exposición en Massapê Projetos en Saõ Paolo fue el resultado de la colaboración entre Mouchez Armendariz y el artista brasileño Mano Penalva. En Litro por Kilo, cuestionaron la intercambiabilidad de funciones y valores que los objetos y bienes pueden adquirir en el contexto de los mercados callejeros –  el título de la exposición se refiere a la forma en que algunos vendedores aseguran a sus clientes que no están siendo engañados ya que un litro siempre debe de pesar un kilo.

Los artistas crearon un escenario en el que colocaron objetos, normalmente utilizados por los vendedores ambulantes, en relaciones complejas entre ellos. Los objetos se pueden encontrar dentro o detrás de otros objetos, con funciones, materialidades y valores similares entre sí. La composición de hojas de palmera, joyas, cajas y paraguas plegados no solo revela la historia y los usos sociales de los materiales de los mercados populares, sino que los artistas también intentaron transmitir la autonomía de esos materiales. Mouchez Armendariz utilizó estrategias visuales para alterar nuestra percepción de los materiales y objetos que intervino creando fallas y errores en sus propias esculturas. Por ejemplo, una caja de madera para fruta parecía particularmente pequeña para su contenido o, tal vez por el contrario, el fruto que contenía parecería desproporcionado.

Jícara Jamaica (By the Well), 2018

Para el programa de proyectos especiales de la Untitled Art Fair Miami Beach, la plataforma curatorial AGUAS presentó A Group of People Walking Through the Space, que consta de tres instalaciones escultóricas que reúnen a artistas de América Latina, de Estados Unidos y de Europa, incluyendo Mouchez Armendariz, quien también es el fundador de la plataforma. Las instalaciones fueron de sitio específico e indicaron el interés de la plataforma curatorial AGUAS hacia la inestabilidad y el cambio como una statement artístico.

En su instalación escultórica Jícara Jamaica (By the Well), Mouchez Armendariz suspendió una serie de jícaras llenas de Agua de Jamaica de redes de colores que suelen contener mercancía en algunos de los mercados de México. A lo largo de la duración del Programa de proyectos especiales, el Agua de Jamaica goteaba lentamente de pequeños agujeros hechos en las jícaras dejando motivos aleatorios en el piso a medida que se oxidaba y evaporaba. Mouchez Armendariz buscó poner en escena la materialidad de los materiales con los que trabaja creando situaciones escultóricas que se alteraron constantemente. “Se trata realmente de cómo la materia puede transformarse en diferentes estados y en diferentes contextos”, dijo el artista, destacando el uso múltiple de la flor de hibisco.

Koucha, 2018

Para el Instituto Francés de El Jadida en Marruecos, Mouchez Armendariz creó una exposición en la que sugería una conexión sensible, casi sensual, entre el ser humano y la naturaleza. Titulada Koucha, que se refiere a pequeñas redes de pesca utilizadas con jabón para ducharse y exfoliarse, la instalación consistía en una superficie de tierra que se asemejaba a una alfombra interior gigante que transformaba una situación exterior en un espacio ambivalente. Incrustó pequeñas esculturas de yeso en la tierra y usó los frutos de uno de los árboles del patio del Instituto llamado Araucaria - originario de la región chilena Arauco - para obras más grandes. Además, Mouchez Armendáriz trabajó con flores de hibisco secas que había traído de México pero que originalmente províenen de África. Tambien, incluyó té de menta, leche fresca, henna y otros bienes de consumo y materiales para esta instalación.

Al combinar objetos encontrados de diferentes orígenes vinculados con nuestro cuerpo y nuestro contexto cotidiano en un escenario efímero, Mouchez Armendariz sugerie nuevamente lo que está en el centro de su interés artístico: Encontrar y crear narrativas en materiales, objetos híbridos y espacios que revelen nuestro mundo como ambivalente.

Imágenes por cortesía del artista
Texto de https://www.rodriguemouchez.com/